Connect with us

Majors

La salud mental en el tenis

Tennis Accent Staff

Published

on

Anthony Gruppuso -- USA Today Sports

By CARLOS NAVARRO

REPORTE ESPECIAL — @ACCENT_TENNIS

2012.

Flushing Meadows. El público espera el partido de la jornada, ese que ocupa la icónica sesión nocturna de Nueva York. Por un lado, el, para muchos, mejor tenista de la historia. Por otro, una estrella local, ganador de muchos títulos ATP, fiel representante en Copa Davis y maestro por derecho propio. Es el Día Internacional de los Trabajadores y no se puede estar en mejor lugar. No hay mejor momento. Es una situación por las que miles de tenistas pagarían.

Ese partido nunca se disputa. No se debe a la meteorología ni a una lesión inesperada. La razón de la suspensión se encuentra en que uno de los dos participantes… simplemente no puede jugar. No es capaz de hacerlo. Se siente débil e indefenso incluso rodeado de su círculo más cercano.

La razón oficial por parte del Us Open consiste en “medidas de precaución”. La verdadera consiste en una sucesión de ataques de pánico cada 10 o 15 minutos. Esos ataques de pánico, con el tiempo, forman un trastorno de ansiedad que, además, se mezclan con arritmias cardiacas. No puedes dormir y los pensamientos negativos te consumen. La ansiedad del circuito te mata por dentro.

 

Sabemos de toda esta información porque una tarde de 2015 Mardy Fish decidió sentarse y agrupar sus pensamientos acerca de su salud mental. La intención del americano era predicar con el ejemplo y ayudar a todos esos deportistas que son presa del arma más poderosa que tiene el cuerpo humano: la mente. Sin quererlo, Fish se convirtió en un pionero para el tenis. Ejemplos de pioneros en este deporte hay muchísimos: Rod Laver, pieza clave en la transición hacia la Era Open; Ivan Lendl, el hombre que abrió el camino en el terreno de la condición física e hizo de ello una poderosa arma; Roger Federer y Rafael Nadal, los primeros que a través de su rivalidad llevaron al tenis el fenómeno fan, la guerra de aficiones en el deporte de masas, con sus cosas buenas y malas. Todos estos nombres tienen en sus casas una sala de trofeos más grande, pero ninguno alcanzará la valentía y honestidad que Mardy Fish mostró en ese momento.

La semana que viene se cumplirán 7 Us Open seguidos desde que el tenista de Los Ángeles decidiera no presentarse en la Pista Arthur Ashe. Parece un periodo de tiempo razonable como para que la salud mental sea un área de máxima prioridad en nuestro deporte, ¿no? Y, aún así, la ausencia de cobertura sobre la salud mental y la psicología en el tenis es alarmante y dolorosa para todos aquellos que sabemos de lo que habla Fish. Hoy día, si pensamos en una retirada, podemos enumerar los músculos y partes del cuerpo que un tenista puede tener afectado. Si pensamos en qué puede o debe mejorar ‘x’ o ‘y’, nos vamos a su peor golpe o a su físico. Pasamos por alto que la primera condición, absolutamente imprescindible, es que el deportista ha de sentirse bien consigo mismo. Mens sana in corpore sano.

 

¿Han visto algún tipo de movimiento de la ATP/WTA al respecto? ¿Alguna campaña para prevenir este tipo de ataques, algún tipo de mensaje hacia los jugadores que les permita identificar los síntomas? Los cuerpos gobernantes siempre han tratado y tratarán de mostrar al tenis en su versión más positiva. No tienen ningún pudor en mostrar largas sesiones de gimnasio que muestran al tenis como un esfuerzo hercúleo que, en base al trabajo y a la constancia, dará resultados dentro de la pista. ¿Cuántos vídeos en la pretemporada de los Thiem, Shapovalov o Tsitsipas contienen algún tipo de charla con psicólogos? Ya les contesto yo: ninguno. No es divertido ver a un jugador sincerarse, abrirse en una sala vacía durante mucho tiempo. Sabemos de ello porque algunos jugadores no tienen problemas en mostrar cómo la dureza del deporte les pone en situaciones extremas a nivel mental.

Y es que nunca está de más recordar que si algún deporte ha de cuidar el aspecto mental, ese es el tenis. Lo que se cuece en la cabeza es lo que separa a los tenistas de leyenda de los muy buenos. Es la línea divisoria de escalones y la que separa jerarquías. El tenis es, prácticamente, el único deporte en el que debes aprender a tratar con la derrota cada semana, cada día. Interiorizar eso hace mella en la mente de los más jóvenes y puede destrozar a quienes se ven estacados a nivel tenístico. El tenis se nutre de los jugadores, no es nada sin ellos, así que lo mínimo a lo que está obligado es a proveer una plataforma sólida de ayuda y asistencia a quienes sufren.

Y no lo digo yo, un simple espectador. Son los propios jugadores los que ya empiezan a destapar el velo del silencio en los circuitos ATP y WTA. El propio deporte, desde su propio núcleo, está llevando a cabo un despertar en público que admite, reflexiona y hace un ejercicio de confesión de inseguridades en el plano mental.

Behind The Racquet es la mayor plataforma capaz de arrojar luz sobre estos problemas, una iniciativa que comenzó Noah Rubin, el actual #195 del mundo, para dar a conocer al gran público lo que ocurre entre bastidores. Por la cuenta de Instagram han pasado ya tenistas de la talla de Petra Kvitova, Andrey Rublev, Madison Keys, Dustin Brown o CiCi Bellis, una lista formada por Grand Slams o ganadores de títulos profesionales. Escriben textos que abren perspectiva y muestran la vulnerabilidad de los propios deportistas: su mente alberga los mismos temores e inquietudes que cualquier persona cotidiana.

El propio Noah Rubin no tiene ningún problema en hablar sobre las experiencias que ha visto en el circuito. Como decía antes, es un mundo despiadado, una jungla que te puede empujar al abismo de tus peores pensamientos, algo con lo que se ha topado en muchas ocasiones.

Se junta todo, la soledad con la sensación de fracaso, te sientes fracasado constantemente. Hay muchos problemas de verdad en el circuito, mucha gente se toma periodos de descanso. La depresión es predominante, hay abuso de sustancias y de alcohol porque así es cómo la gente lidia con el tenis. No es algo que se sepa en la opinión pública. No sé si la gente se da cuenta de que el abuso de alcohol es algo que ocurre. Conozco a muchos jugadores que para poder estar listos y afrontar la próxima semana se han pasado 12 horas seguidas bebiendo. Yo no bebo, nunca lo he hecho”, admitió hace poco en The Telegraph.

Liam Broady, actual #249 del mundo, es otro de esos tenistas que ha sufrido problemas de índole mental, hasta el punto de llegar a plantearse dejar el tenis de forma definitiva. El británico paró de jugar durante un tiempo: no se sentía cómodo con él mismo.

No estaba seguro de si el tenis era lo que quería porque no me sentía feliz como persona, perdí el contacto con mucha gente a la que le importo. El circuito es una selva y no quieres mostrar debilidad a nadie, no quieres decir que estás sufriendo porque te están intentando quitar la comida de tu plato y tú intentas quitar la de los demás”.

Broady solucionó estos problemas trabajando con un llamado “life coach”, Phil Quirk. En el propio artículo en el que cuenta su proceso, se menciona que el mecanismo que activa la ATP en caso de que un jugador necesite ayuda psicológica confía y se basa en que “los doctores del torneo y los fisioterapeutas den la voz de alarma”. Es decir, viene a confirmar la hipótesis planteada con anterioridad: no hay una estructura sólida que ayude a los jugadores desde el principio.

Otro ejemplo de lo comunes que son las depresiones es el de Paula Badosa, que se sinceró recientemente sobre sus problemas a finales de 2018. La española tenía miedo a competir, a salir a pista.

No tenía ganas ni personal ni profesionalmente de hacer nada y no disfrutaba con nada. Sentía presión, obligación y miedos. Mi manera de vivir el tenis no era la adecuada, tenía que cambiar mucho mi estilo de vida”. Paula lo hizo al ponerse en manos de Xavier Budó, su actual entrenador, quien confesó una frase que pone los pelos de punta: “Paula me dijo que en septiembre lloraba dos veces al día”.

¿Cómo recuperar la autoestima y salir de la espiral depresiva? Con una terapia peculiar, que él llama “enfrentamientos de palabra”. Soltarlo todo, afrontar los miedos y permitir tocar fondo para resurgir de las cenizas.

La depresión es una enfermedad. Y una enfermedad grave, de la que el mundo del tenis no debería ser cómplice sino parte activa en tratar de erradicarla. Llegados a este punto, con tantos ejemplos, una cosa queda clara: la salud mental es un aspecto prioritario en el tenis. Las depresiones existen. Si no hay una estructura que nos ayude desde fuera, ¿cómo es capaz un jugador de batallar ante la misma? He aquí donde aparece un campo determinante y reconocido por los jugadores: la psicología.

Hay muchos y diversos métodos que permiten a los jugadores estar al 100% mentalmente. Desde las técnicas de visualización positiva de Bianca Andreescu antes de cada partido hasta las sesiones de yoga de Novak Djokovic. Desde mi experiencia personal, TODOS los tenistas con los que he hablado recientemente apuntan a que el aspecto mental está cuidado al detalle y es absolutamente vital en el tenis actual.

Una de las técnicas que más revuelo causó en su momento fue la filosofía del “Amor y Paz”. Para muchos el motivo de la caída de Djokovic, para otros una invención de un gurú del tenis con aires de grandeza. La realidad es que “Amor y Paz” no es más que una metodología que trata de conectar contigo mismo, de disfrutar del deporte estando en paz y sin guerras internas. No solo la familia Djokovic la ha seguido; hace dos años tuve el placer de hablar con Carlos-Gómez Herrera, #380 del mundo. Es, probablemente, la persona más amable de todas las que he tenido la oportunidad de tratar dentro de este mundo. No era difícil atisbar el por qué, el cómo Amor y Paz le ayuda en el día a día.

“Es muy simple: ¿tú juegas mejor cuando estás en armonía, cuando estás feliz, cuando estás disfrutando de lo que haces, o cuando estás bajo estrés, puteado y con una rabia increíble? Si eso se lo preguntas a diez personas, las diez personas te van a decir que es mejor de la primera forma. ¿En qué me ayuda? En todo, no sólo en el tenis, en la vida cotidiana, en lo que hagas. Yo creo que todos lo sabemos: una vez estamos bien anímicamente, psicológicamente, llámalo como quieras, las cosas te salen mejor y más fácil“.

 

Otra de las voces más autorizadas para hablar sobre salud mental es la de Alba Carrillo Marín, la raqueta #525 del mundo. Alba estudia la carrera de Psicología a distancia mientras viaja por todos los rincones del circuito. Su preocupación también es grande:

“Nunca voy a entender que el trabajo psicológico se vea como algo extra. Para mí es una parcela más, básica y vital de lo que debe ser un deportista, igual que el trabajo técnico, táctico o físico, comer bien… si tú no trabajas tu cabeza, dejas la mesa completamente coja. Al final, si algo he aprendido es que lo que marca la diferencia no es que tengas mejor derecha o mejor revés, sino que en el 40-30 o en punto de break sepas gestionar esos momentos. Si tú no te conoces como persona y como deportista o no tienes herramientas o rutinas para afrontar esas situaciones, no tienes a lo que agarrarte”.

En resumidas cuentas, la salud mental es un área que debería estar más que cubierta por el organismo que cuida del tenis. Es una parte integral de nuestro deporte, a la que los jugadores ya prestan la máxima atención, capaz de redirigir negativamente la carrera de cualquier tenista. El camino que empezó Mardy Fish es seguido por cada vez más gente, pero aún queda mucho por recorrer. Que todos tomemos conciencia de ello es el primer paso; el segundo es pasar a la acción. Y ATP/WTA tardan en mover ficha.

The Tennis With An Accent staff produces roundtable articles and other articles with group input during the tennis season. Staff articles belong to the TWAA family of writers and contributors, as opposed to any individual commentator. Our staff produces roundtables every week of the tennis season, so that you will always know what the TWAA staff thinks about the important tennis topics of the times.

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Advertisement Big Savings for Big Fans at Fanatics.com

Trending